Archivo de la etiqueta: hombres

Solo un beso

Siempre me he regodeado en mis fantasías sexuales y he tenido fantasías de muchos tipos. Pero todas se han guiado por el mismo patrón En todas era capaz de sacar lo peor de mi, mi parte mas oscura y pervertida. Siempre había sido así hasta ahora.

De todas ellas es la mas casta, pero de todas es la única que me hace sentirme mal. Y es la única en la que entran por medio mis sentimientos. Desde hace días esta fantasía se repite y siempre es igual.

Estamos los cuatro en su casa, mi chica, otra chica que no se quien es y el. Estamos tomando unas cervezas y la conversación es animada. No se como ni de que manera empezamos un juego pinchandonos unos a otros a ver quien es mas valiente. El primer reto es que ellas se besen. En mi cabeza es tan excitante como yo quiero. Ellas se besan con ternura, se abrazan, se acarician y parece que disfrutan el beso. Lo terminan con un pico, se miran con lujuria y luego nos miran a nosotros.

Ahora es nuestro momento. Esto no debería ser nada inusual, he fantaseado con chicos en situaciones mas lujuriosas, pero el es una espirita para mi, es el único chico por el que he sentido algo alguna vez así que es mi revancha. Le pongo una mano en el cuello y acerco mis labios a los suyos. Son suaves y mullidos. Los muerdo con delicadeza, Abro la boca y les paso mi lengua, el hace lo mismo, su lengua y la mía entran en contacto y es como si ese contacto fuera la chispa para que algo arda en mi y se me escape un gemido.

Me abrazo a el con fuerza y mi lengua empieza a jugar con la suya, exploro su boca y entonces el sueño se escapa de lo físico para inundarme en un mar de sensaciones y sentimientos. Me abrazo mas fuerte a el por que quiero que los dos nos hagamos uno, quiero entregarme, siento que quiero ser suyo, mi docilidad sale a flote, quiero que me haga lo que quiera conmigo, quiero darle todo lo que soy.

Nos separamos, ese mar de sentimientos hace que me sienta como una quinceañera en su primer beso, me abrazo a el y siento que todo esta bien. Miro A Noé y ella sonríe con el conocimiento de quien sabe que he saldado una cuenta pendiente.

Es extraño cuando te sientes mal por sentir algo bonito hacia alguien, aunque ciertamente es maravilloso cuando puedes sentir algo tan profundo por alguien a quien quieres… como amigo.

A %d blogueros les gusta esto: