Archivo de la categoría: Fantasia

El leñador y La Luna

¿Os habéis fijado alguna vez que en la luna en ocasiones se puede ver una cara triste? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué eso es así? Mi madre me lo contó una vez.

Hace muchos, muchos años, había un leñador que vivía junto a un gran y profundo bosque. El leñador, solitario y huraño, dedicaba toda su vida a cortar arboles y venderlos en una aldea cercana. No trataba con la gente más que para vender la leña que recogía y aunque siempre era educado, sus modales eran secos, lo que hacía que la gente tratase
con él sólo lo imprescindible. Y él era feliz así, todo lo feliz que puede ser una persona con mal genio, sin más compañía que su hacha silenciosa, su bosque solitario y su cabaña única y exclusivamente para él.

Continuar leyendo


Mensajes en un muro

Habían pasado meses desde aquella primera frase en el muro. Una mañana cualquiera, de un día cualquiera, por el mismo camino de siempre al trabajo. Todo era tan común como el resto de días y por una casualidad de la vida, una simple distracción o un girar la mirada en el momento exacto, se fijo en algo que había escrito en un muro junto al que pasaba. Continuar leyendo


Los monstruos ya no somos lo que eramos.

Pedro odiaba su trabajo, odiaba su casa, se odiaba a si mismo y, a excepción de sus padres, su familia le odiaba a él. Los tiempos habían cambiado y los suyos, bueno algunos de los que eran como el, se resistían a ese cambio. Toda ese sensación depresiva siempre venia a mediados de mes cuando miraba su cuenta en el banco y se daba cuenta que otro mes mas iba a tener que hacer malabarismos con el dinero para poder comer. A eso se sumaba que ya no recordaba cuando había estado con una mujer por ultima vez. Recordaba que en sus primeros años en la ciudad todo era juerga, fama y mujeres. Pero ser un monstruo ya no era la novedad, ahora ya no aterrorizaban y no eran mas que monos de feria. Ser un hombre-lobo en estos tiempos era una maldición en toda regla.

Continuar leyendo


Velando Tesis

El sueño reclamaba a todas y cada una de las almas de la ciudad, menos la de Roberto. El hacía compañía a la noche, como otras tantas veces, aunque esta vez era mas por obligación que por gusto. Había dado vueltas en la cama intentando encontrar una postura cómoda para descansar, pero no hubo manera. La mañana siguiente iba a ser la mas importante de su vida y los nervios campaban a sus anchas metiendo dudas y miedos en su cabeza así que, ya
harto, se levanto de la cama decidido, en recuerdo a los caballeros de la Edad Media, a velar sus armas. En lugar de espada tenia un bolígrafo, en lugar de escudo la tesis que tenia que presentar ese día, el trabajo de los últimos 6 años; y en lugar de oraciones a un dios en el que no creía repetía una y otra vez datos y conclusiones sin parar.

Continuar leyendo


Y de la nada apareció.

Lo bueno de no ser real es que no sientes frio, a no se que mi señor quiera que lo sienta por eso aprovecho los momentos en que el duerme para escaparme de su lado y ver la noche. Era una noche como cualquier otra, las nubes tapaban el cielo y no me dejaban ver ni las estrellas ni la luna. Bueno, quizas eran las nubes o las lagrimas, el caso es que tampoco me importaba mucho yo solo buscaba un poco de tranquilidad. La vida para alguien como yo, un bufon por si aun no me habeis reconocido, no es facil. Siempre pendiente de los mandatos de mi señor, siempre a la sombra de todos y sin ningun reconocimiento. Y no es que no sepa cual es mi sitio en el mundo pero aveces uno echa de menos un poco de cariño. Eso junto con la soledad de pensar que no hay nadie en el mundo como yo, que por mucho que digan las canciones y las peliculas no siempre es emocionante y es sobretodo solitario. Continuar leyendo


Una historia de Anansi

En fin, probablemente ya conoceréis algunos de los cuentos que hablan de Anansi, probablemente no haya nadie en todo el ancho mundo que no conozca algún cuento que hable de Anansi.

En el amanecer de los tiempos, cuando todas las historias se contaban por vez primera, Anansi era una araña. Siempre andaba metiéndose en líos y saliendo de los líos en los que se metía. ¿Recordáis el cuento del Muñeco de Alquitrán, aquel cuyo protagonista era el Hermano Conejo? Pues, en su versión original, el protagonista era Anansi. Hay gente que piensa que Anansi era un conejo. Pero se equivocan. No era un conejo. Era una araña. Continuar leyendo


La gran estafa

 -Señoras y señores, para terminar les mostrare mi juego favorito.-Loki sonreía con su dentadura blanca al publico que asistía en la calle a su pequeño acto de magia con cartas. Un cartel que habia pasado mejores epocas anunciaba su nombre con letras rojas y amarillas “Loki. El mago loco”, un juego de palabras muy sencillo pero valido como otro cualquiera. Su fiel Fenrir descansaba junto al cartel guardando la bolsa donde llevaba sus pocas pertenencias. Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: