Archivo mensual: agosto 2012

El leñador y La Luna

¿Os habéis fijado alguna vez que en la luna en ocasiones se puede ver una cara triste? ¿Os habéis preguntado alguna vez por qué eso es así? Mi madre me lo contó una vez.

Hace muchos, muchos años, había un leñador que vivía junto a un gran y profundo bosque. El leñador, solitario y huraño, dedicaba toda su vida a cortar arboles y venderlos en una aldea cercana. No trataba con la gente más que para vender la leña que recogía y aunque siempre era educado, sus modales eran secos, lo que hacía que la gente tratase
con él sólo lo imprescindible. Y él era feliz así, todo lo feliz que puede ser una persona con mal genio, sin más compañía que su hacha silenciosa, su bosque solitario y su cabaña única y exclusivamente para él.

Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: