Archivo mensual: julio 2011

Dolor e infierno.

Cuando rasgó el último acorde dejo que sonara hasta el infinito, que poco a poco se fuera silenciando el sonido y disfrutar la vibración de la caja de resonancia sobre su estomago.

Llevaba mucho tiempo preparándose para esa noche. Había estado ensayando el Hurt de Johnny Cash desde hacia meses y por fin lo había conseguido tocar a la perfección. Con su tempo, su tonalidad perfecta, incluso casi con la misma voz que Cash, aunque para esa noche, y por puro egocentrismo, se había propuesto cantarla sin intentar imitar la voz de “El Hombre de Negro”. Hoy seria su única y ultima representación, ya que al igual que el canto de un cisne presagia su propia muerte, el mundo esa misma noche oiría su voz real a modo de despedida.

Continuar leyendo


A %d blogueros les gusta esto: