Del Amor

Y le preguntaron

a Caín, el viejo Padre:

“¿Por qué nos ordenas

que no Abracemos

a aquellos que amamos?”

Y Caín les dijo a ellos:

“El Amor es la dulce lluvia

que lentamente cae

de Aquél en lo Alto.

El Amor es el Don

de la vida.

¿No recordáis la Maldición

de Ariel?

¿Que comeríamos sólo cenizas,

beberiamos sólo sangre?

La sangre no es dulce lluvia,

nuestra bebida toma la vida”.

Y los ojos de Caín

tomaron el aspecto

de las Visiones,

y se detuvo, y habló:

“Pero si alguna vez

a uno de nosotros

un mortal nos da amor,

sin Ordenes, sin Temos,

sin compulsión alguna

un Amor es dado

libremente, entonces

este Amor será

como la gentil lluvia

incluso para el más bajo

de todos nosotros.

Y aunque jamás

deberemos Abrazarlo,

este nos alimentará

como si cenáramos

en la mesa de nuestro Padre,

satisfacerá

nuestr mas profunda sed.

¡Pero escuchadme,

chiquillos mios!

Los Hijos de Seth, siempre

nos odiarán una y otra vez,

pues somos sus predadores,

somos sus Señores,

y ellos lo saben,

en lo hondo de su alma.

¡No busqueis el Amor

entre ellos!

No os lo darán.

No seáis locos.”

El libro de Nod – Factoria de Ideas

Acerca de El Bufón

Soy el fiel sirviente de mi señor. Un susurrador de historias, un observador de realidades algunas mas alegres y otras mas tristes. Bienvenidos a este pedazo de mi mente. Ver todas las entradas de El Bufón

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: