Bufón

Plink! Plink!

¿Hay alguien ahí?

¿Hola?

¡¡Maldito espejo mágico!!. Si ya le dije yo a mi señor que por mucho que el quisiera creer estas cosas de la ciencia son totalmente inútiles, pero claro como soy solo un pobre y feo bufón como voy a saber de estas cosas, pero para probarlo bien que sirve el sirviente. Me veo explotando por los aires, ya te digo que si. Pero bueno, de poco me va a valer el lamentarme, así que vamos a cumplir las ordenes del señor.

Veamos que pone aquí… “…hablar al espejo y este guardara la información en la tela de araña.” ¿Tela de Araña? Yo no veo ninguna tela de araña… de hecho lo veo bastante limpio, para mi que le falta algo y a mi señor le han timado. Mira que se lo dije “Señor, que yo seré un vil siervo de usted pero de timos entiendo un rato.” pero nada. Bueno pues iremos a decírselo, seguro que a partir de ahora se alegrara de tener a su bufón cerca.
————————
¡¡PAAAMMM!!
…pero mi señor un pobre bufón como yo que iva a saber que esa Tela de Araña no era real.
¡¡CATAPLUMM!!
Gran puntería señor esa casi me alcanza, pero en serio deje de tirarme cosas que acabara haciéndome daño y ¿quien le hará los recados a su merced? Prometo hacer lo que usted manda y no volver a hacerle preguntas estúpidas.

Madre mía, como se las gasta el señor por cosas sin sentido, ni que todos tuviéramos que tener interés en las artes científicas.
Bueno, vamos a comenzar antes de que se enfade otra vez y me quiera romper la crisma. A ver que dicen las instrucciones… “Dar la orden GRABAR, vera un brillo en el espejo y podrá empezar a hablar. Cuando termine diga la orden PARAR. Se le pedirá un nombre para el archivo grabado y finalizara la grabación.”… Parece sencillo, vamos a ver, dar la orden GRABAR… ¡¡GRABAR!!.

¡¡Bbbzzzzzzmmmmm!!

¡¡REDIOOOSSS!! ¡¡Que susto!! Aquí no decía nada de un zumbido… al final me veo que esto explota.

Bueno, el caso es que ahora hay que empezar a hablar y lo grabado lo escucharan otras personas con espejos mágicos. Bueno, pues… ¡Hola! Soy un el bufón de mi señor. Me gustaría decirles mi nombre pero mi amo decidió quitármelo por avergonzarle, según dice eso hará que pierda el único tesoro que poseo, mi humanidad. Para serles sincero yo me sigo sintiendo igual de humano que el mismísimo día que nací. También es cierto que muchas veces no comprendo las palabras de mi amo, el es un hombre culto y, como les dije, antes yo soy un simple y humilde bufón.

Discúlpenme si resulto atrevido, pero ya que supongo que este artilugio lo utilizara gente que les gusta contar cosas y escucharlas me gustaría hablarles de mi que a pesar de ser un simple bribón he tenido una vida y alguna que otra historia puedo contar y también puedo hablar sobre muchos temas.

Espero que estén cómodos por que voy a contarles la historia de mi vida. Aunque no es una historia muy larga si tengo un buen rato de charla. Así que empezaremos por el principio.

Me gustaría empezar a contarles esta historia hablándoles de mi infancia, decirles que aunque era pobre mi padre me trato bien, hablarles de tropelías de chiquillos o de amoríos con bellas jovencitas. Pero siento decirles que no es mi caso. Yo no he tenido esa parte de mi vida, en mi caso sucedió como en las sagradas escrituras ¡¡Hagase el bufón!! Y aparecí. Por lo que se puede decir que no tengo mas de 5 años de vida y todos ellos los he pasado al servicio de mi amo al cual respeto y adoro como un padre, pues es lo mas parecido que he encontrado a uno. El me ha enseñado que es la vida, me ha enseñado el mundo en su multitud de viajes. Me ha enseñado sobre ciencia, arte, educación… aunque he de reconocer que al ser de humilde condición nunca he sido bueno en ninguno de esos vericuetos para gente inteligente, yo siempre he preferido las cosas simples de la vida.Pero entre todas las cosas que me enseño mi maestro hubo una que me dejo totalmente maravillado y lleno de amor.

Un día me llamo para que fuera a su presencia. El estaba como siempre en su cuarto sentado frente a su escritorio. Cuando estuve con el dijo que quería enseñarme un nuevo arte que había aprendido. Me enseño 3 cartas, dio la vuelta a la primera de ellas y vi que era un joker con el dibujo de un bufón. El me dijo: “Mira bufón este eres tu y como buen sirviente que eres vas a donde yo te digo”, cogió la primera carta, la volvió a poner boca abajo y la paso debajo de las otras dos; “Pero si te llamo…” hizo sonar un cascabel “vuelves a mi lado.” y giro la primera carta y ¡¡allí estaba otra vez el joker!! Yo no hacia mas que reír y saltar al ver semejante prodigio.

“Lo ves bufón mio, esta carta te representa a ti por que hace igual que tu, yo la vuelvo a pasar abajo” la giro y la volvió a pasar debajo de las otras dos, “… pero si yo le llamo” e hizo sonar el cascabel otra vez “…el salta y vuelve a estar a mi lado.” y giro de nuevo la primera carta y… ¡¡otra vez estaba allí!! Yo no podía parar de reír y de saltar, no había visto en mi vida (aunque no es muy larga) nada parecido.

Cuando mas alegre me sentía mi señor me dijo algo que hizo que mi ilusión se esfumara “Bufón, eres tan tonto que no te has dado cuenta que te engañe, en realidad todo lo que te he estado enseñando eran 3 cartas iguales” y me enseño las 3 cartas una a una demostrándome que eran 3 jokers iguales. Todos eso sentimientos que acababa de descubrir se esfumaron me sentí triste y defraudado. Había visto una maravilla hecha realidad y me acababan de descubrir con un mazazo que todo era mentira. “No te pongas así bufón, voy a intentar alegrarte la cara. Toca una de las 3 cartas” yo sin mucho interés ya toque una cualquiera. Mi señor la cogió y le dio la vuelta dejando las otras dos sobre la mesa. “No te sorprendería si doy la vuelta a la carta y es un joker, ¿verdad?” Moví la cabeza negativamente y me enseño que la carta era un joker como yo esperaba. “Lo que pasa bufón que si este juego fuera con 3 jokers seria demasiado sencillo.” Chasco los dedos sobre las otras dos cartas las dio la vuelta y sucedió algo que hizo que casi se me parara el corazón… ¡¡LAS CARTAS ERAN TOTALMENTE BLANCAS!!

Las cogí las empecé a tocar, las frote, incluso intente romperlas para ver si llevaban algún artilugio en su interior, y… ahí fue cuando mi señor salio corriendo detrás mía dándome golpes en la cabeza (al ir siempre encorbado es donde llega sin tener que agacharse). Pero ese día conocí al verdadero amor de mi vida, la magia. Tan bella y sorprendente, pena de mi que alguien de mi calaña no sepa tratarla. Es mi gran amor y mi mayor tristeza… aunque de eso prefiero no hablar.

Quizá se mejor que deje ya de hablar tanto. Si alguien realmente escucha esto y me llegara a reconocer solo por mi voz, le pediría que no hablara a mi señor de lo contado pues no le gusta que me ponga sentimental pero también me gustaría pedirles que si me ven hagan sonar un cascabel pues con eso sabré quienes son y que hay alguien dispuesto a escuchar. Bueno, ahora me marcho. Adiós.

Bien, a ver como se paraba esto ahora “… cuando termine diga la orden PARAR” muy bien PARAR.

Diga el nombre del archivo…

¡¡Santísima virgen que miedo!! Dios no se por que les tienen que poner estas voces… pues… no se, ¿bufón?

Archivo Bufón grabado.

Subido a la Tela de Araña.

Pues ala, terminado. A contarle a mi señor que funciona a las mil maravillas y a ver si así se siente un poco mas alegre y deja de tirarme cosas a la cabeza.

Acerca de El Bufón

Soy el fiel sirviente de mi señor. Un susurrador de historias, un observador de realidades algunas mas alegres y otras mas tristes. Bienvenidos a este pedazo de mi mente. Ver todas las entradas de El Bufón

One response to “Bufón

  • Nita

    cuanto más la leo, más me gusta. cuanto más me gusta.. más te conozco. cuanto más te conozco.. más me alegro de que me hayas dejado entrar en tu vida de nuevo.

Debes haber iniciado sesión para comentar.

A %d blogueros les gusta esto: